domingo, 4 de septiembre de 2011

Error del destino

Te diré una cosa: no soy perfecta. Tengo mis defectos, mis momentos estúpidos, y cometo errores. Puede que no sea la más lista, ni la más guapa, pero no voy a cambiar por ti. Seguiré siendo quien soy, aunque no te guste. Y te diré una cosa: sé que estás buscando a la chica perfecta, vale, muy bien. Pero respondeme a esta pregunta: ¿Quién es perfecto?
Así que basta, ya no sufriré más, es una tontería. Dejaré que sigas tu camino, que te vayas, por que si no sabes verme con otros ojos, es que, simplemente, el destino se equivocó.
Así que vete, vete de mi vida, que no se te perdió nada en ella.

1 comentario:

Dessi dijo...

Bueno, pienso que nadie tiene que buscar la perfección, ya que esta no existe, ningún ser de este mundo es perfecto... o que nos ocurre es que cuando queremos a alguien, no le vemos ningún defecto, pero si le observamos bien y nos fijamos en su forma de ser seguro que algún pequeño fallo le sacamos, pero no quiere decir que por eso no queramos a esa persona ;)